Cuatro formas de cocinar de la forma más sana posible

Unos pequeños consejos culinarios para tener más cuidado con las calorías.


Con el termómetro elevándose más de la cuenta, el verano se convierte siempre en la época perfecta para ir a la playa, tomar el sol, darse un buen chapuzón y, por supuesto, lucir palmito. La operación bikini que seguís tanto vosotros como vosotras debe mostrar ahora sus resultados, pero también es algo que debéis mantener a lo largo del año si queréis mantener una buena salud.


Seguramente habrás mirado infinidad de dietas e incluso realizado bastante ejercicio, y eso es algo realmente genial. Hacer deporte de forma habitual es la mejor forma de gozar de una buena salud, siempre y cuando no se caiga en excesos; pero mantener mucho cuidado con la comida también es importante.

 

De hecho, centrándonos en la alimentación, debemos decir que no es importante solo el tipo de alimento que comes, sino también cómo lo preparas. ¿Sabías que hay formas de cocinar que son más sanas que otras? Si no lo sabías, enhorabuena, acaba de descubrirlo; si ya lo sabías, sigue leyendo, porque te vamos a explicar las formas más saludables de cocinar.

 

Cocina sana para mantener el tipo

 

La primera forma es la plancha. En efecto, hay quienes llegan a buscar hacerse con una buena plancha industrial restaurante o bar para incluirla en su cocina y así poder preparar muchos más alimentos a la plancha. Apenas se utiliza aceite de esta forma, y así apenas se aumenta el nivel de grasa de cualquier carne o pescado que se prepare, ¡incluso verduras!

 

Ese método es bastante recomendable porque, además, potencia el sabor del alimento y ensucia muy poco; pero tampoco podemos pasar por alto otros que son también muy recomendables. Escaldar, por ejemplo, cociendo alimentos a altas temperaturas durante muy poco tiempo (y luego haciendo un choque con agua fría), es otro método bastante bueno, ya que cuece de forma sana.

 

Por supuesto, hornear sigue siendo uno de los métodos más queridos por los amantes de la comida sana. El calor seco, junto con la liberación de líquidos y su evaporación permite que el alimento libere todo lo innecesario y se quede solo con lo realmente nutritivo y sabroso. Mucho más rico y mucho más bueno para tu organismo.

 

La última forma de cocinar de forma saludable es la cocción al vapor. Los alimentos se cocinan con agua, pero sin entrar en contacto con esta, calentándose solo con el vapor que emana esta al calentarse a más de 100 grados. Los alimentos mantienen mucho más sus nutrientes así, a la vez que se suprimen las grasas y se mejora el sabor.

Cuatro formas sanas de comer sano. ¡No necesitas más!

Esta entrada fue publicada en Información de Alimentos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *