Yogur: Otra causa del asma infantil

Existen varias causas que pueden llegan a producir el asma infantil, entre ellas se puede mencionar la predisposición hereditaria, la exposición a alérgenos como los epitelios animales, el polvo doméstico, la exposición al humo del tabaco, contaminación ambiental, entre otros.

Recientemente se ha descubierto que el consumo del yogur bajo en grasa durante el embarazo, aumenta los riesgos de contraer esta enfermedad infantil, así como el desarrollo de la rinitis alérgica mejor conocida como fiebre del heno.

Publicación del estudio

La investigación se presentará en el congreso anual que realiza la European Respiratory Society (en español: Sociedad europea de enfermedades respiratorias), que se llevará a cabo en la ciudad de Ámsterdam – Holanda el 25 de septiembre de éste año.

El objeto principal del análisis efectuado era determinar si los ácidos grasos que se encuentran en los lácteos contribuían a la protección contra el desarrollo de alegrías en los más pequeños. Como resultados se obtuvo que la leche si protege contra el asma; sin embargo las mujeres que consumieron yogur bajo en grasa de manera constante, presentaron una mayor probabilidad de tener bebés con rinitis alérgica y asma.

Aún falta más investigación

En palabras de Ekaterina Maslova, quien dirigió el proyecto por parte de la Escuela Harvard de Salud Pública, ésta ha sido la primera vez en que se observa la incidencia del yogur con estos males, por lo que aún hará falta realizar otras investigaciones que contribuyan a una mejor explicación de la incidencia.

Por otro lado, el examen hecho permitió relacionarlo con otros factores del estilo de vida de las personas involucradas, por lo que los resúmenes del congreso están ya en línea en la página oficial de la ERS.

Esta entrada fue publicada en ABC de cocina. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *